Marzo 15 de 2020

A pesar de no ser el segmento que más aportó al crecimiento del PIB el año pasado en Colombia, y teniendo en cuenta las proyecciones de crecimiento para 2020, el sector no VIS aumentaría su desempeño de cara a un incremento gradual de hasta el 7,5 por ciento en los siguientes 10 meses.

Así lo sustentó Camacol, al asegurar que para el año en curso existe una perspectiva de estabilización de ese mercado que podría explicarse con el aumento de la capacidad adquisitiva de la clase media.

Sin embargo, el gremio explicó que considera necesario poner en marcha instrumentos de garantía, más específicamente el del Fondo Nacional de Garantías (FNG), que sumado al leasing habitacional, permitiría un mayor nivel de financiación de vivienda.

No obstante, este mercado está dividido en dos segmentos, el medio y el alto. El primero presentaría el crecimiento gradual explicado anteriormente, mientras que el segundo, cuyos precios de vivienda superan los 380 millones de pesos, permite predecir una “menor tasa de decrecimiento”, según el gremio, que podría alcanzar las 18.000 unidades a diciembre.

Santiago Castro, presidente de la Asociación Bancaria, mencionó que el mercado de vivienda no VIS del año pasado es donde se evidenció el deterioro en las ventas. Por esta razón, resaltó que es importante liquidar los inventarios de vivienda terminada en este rubro ya que es ahí donde “se genera mayor valor agregado a la economía y al constructor”.

En este sentido, es posible anotar que no se anticipó de manera adecuada la demanda de los proyectos emergentes en meses anteriores del segmento alto. Por lo tanto, según el directivo del gremio, esto “invitaría a una mirada futura más cauta” para que así se pueda aumentar el saldo de los créditos destinados a esta cartera por medio de herramientas del Fondo Nacional de Garantías.

l ajuste de este segmento se debe hacer teniendo en cuenta las restricciones fiscales que bloquean la destinación de recursos de manera que, acorde a su intervención, se debe propender por la exploración de mecanismos que faciliten el dinamismo de ese nicho.

En ambos casos (alto y medio), se prevén mejores perspectivas de crecimiento económico por parte de Camacol aguardando mejores cifras en el saldo de la cartera que fue superior a los 80 billones de pesos el año pasado.
También, el mercado laboral y los canales activos de crédito son dos factores vitales para la reactivación del segmento.

¿Por qué la desaceleración?

Además de la desacertada prospección de los proyectos del segmento alto por parte de los constructores, la ausencia de subsidios a la tasa de interés con cargo a recursos del Frech (subsidio de vivienda nueva urbana cuyo valor oscila entre los 135 salarios mínimos y los 435 salarios mínimos), destinados a la adquisición de este tipo de inmuebles, es otra de las causas según Daniel Vásquez Franco.

Aunque se espera una leve recuperación del mercado no VIS, aún es reconocido que el sector VIS tendrá mejor desempeño debido a que los programas del Gobierno han venido aumentando el otorgamiento de subsidios, incrementando el alto grado de demanda en los hogares colombianos que cumplen las condiciones socioeconómicas para ser beneficiarios de estos.

Sumado a esto, en el año precedente se comercializaron 119.000 VIS lo cual, según el Ministerio de Vivienda, es equivalente a construir una ciudad del tamaño de Valledupar.

Con esta cantidad se ha confirmado la continuidad ascendente del porcentaje de ventas desde el 2010, cuya cifra era de 58.000 unidades en aquel entonces.

Repunte en enero

Observando el primer mes de 2020, las VIS tuvieron un repunte anual del 35% frente a enero de 2019, de acuerdo con Camacol.

Según el Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, en enero se vendieron 12.121 unidades del segmento VIS lo que mantuvo una “excelente dinámica” en dicho rubro. Esta cifra fue primordial para adjudicar el título del “mejor enero” reportado en los últimos 10 años.

A diferencia del segmento no VIS, las VIS tienen el aval fiscal que permite garantizar los recursos hasta el 2025. En adición, la modificación de los topes del monto asignado para las 6 aglomeraciones urbanas de más de un millón de habitantes (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga) aumentó de 135 a 150 Smmlv y de 70 a 90 Smmlv en Viviendas de Interés Prioritario (VIP).

Malagón agregó que el mercado laboral, aspecto que también repercute en la percepción del sector edificador, se verá reflejado en el comportamiento de la VIS a lo largo de este año ya que, dada la situación, el Gobierno Nacional estima que se empiecen las obras de más de 120.000 unidades, que sumadas a las iniciaciones existentes alcanzarían el 54 % de la meta fijada que son 520.000 iniciaciones de VIS para el cuatrienio del mandato del presidente Iván Duque.

ANDERSON URREGO
REDACCIÓN PORTAFOLIO

Creditos a: https://www.eltiempo.com/economia/venta-de-viviendas-para-el-este-ano-471888

Grupo Momento Zero SAS
Grupo Momento Zero SAS Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 momentozero.com.co, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co